Posicionamiento del Llamamiento Argentino Judío

La respuesta ante la crisis es la unidad popular y la movilización

La sociedad argentina está atravesando una nueva crisis provocada por el endeudamiento externo combinado con ataques especulativos. Estos últimos son motorizados por grupos especulativos, empresas trasnacionales y corporaciones monopólicas.

Esta embestida es funcional a los intereses de la oposición y se ejecuta en el marco de un agravamiento de las condiciones sociales de gran parte de la sociedad.

El incremento y subsistencia de altos niveles de pobreza e indigencia, la instalación con rasgos definitivos de una economía bimonetaria –que despoja de confianza a la moneda local–, los pronósticos de aumento progresivo de la inflación y los debates que se observan en el gobierno configuran un escenario apto para la promoción de discursos extremistas de cariz neoliberal y mensajes racistas e intolerantes. Mientras tanto, los sectores populares siguen sufriendo la desocupación, la informalidad y el desconcierto.

El LLAMAMIENTO ARGENTINO JUDIO, en ese marco, expresa su firme apoyo a todas las iniciativas destinadas a recuperar la unidad dentro del campo popular y promover iniciativas donde la mayor carga impositiva recaiga en aquellos sectores que se vieron favorecidos por el aumento de precios en el mercado internacional de las materias primas, para así poder asegurar un ingreso digno a los sectores que fueron perjudicados por la misma situación.

Los proyectos políticos nacionales y populares nacieron en nuestro país para garantizar la soberanía y la inclusión social. Esas siguen siendo las banderas que deben guiar a un gobierno nacido de esa identidad y tradición.

El LLAMAMIENTO, como parte integrante del campo popular, siempre bregará por defender los intereses de las grandes mayorías.

Marcelo Horestein, Presidente

Pablo Gorodneff, Secretario General